Crema de Arnica para contusiones (usos y mejores marcas)

La crema de arnica es un potente antiinflamatorio natural que sirve para aliviar el dolor muscular y la sobrecarga después de realizar una actividad física. Sus propiedades analgésicas evitan el consumo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y su aplicación es una buena opción para personas con reuma o aquellas que deben cuidar el estómago ya que su aplicación es por vía tópica.

Crema de árnica

Es un remedio natural y poco dañino para el organismo. La crema con árnica está avalada por números estudios científicos, muy utilizada en fitoterapia. La planta árnica montana junto con harpagofito (Harpagophytum procumbens) proporciona una forma natural de combatir el dolor muscular, lumbar y reumático. Tiene acción local antiinflamatoria y es eficaz para evitar la formación de moretones y acelerar la desinflamación por golpes y traumatismos, usada en muchas ocasiones en parches para el dolor de espalda o la rigidez de cuello, también como solución en forma de aceite.

También es frecuente usarla junto con otras plantas herbáceas como caléndula (Calendula officinalis) e incluso realizar la fabricación de árnica y vitamina K. Esta última presentación comercial favorece la microcirculación periférica y reduce las manchas en la piel (hiperpigmentación) de la zona tratada.

cremas con arnica montana

¿Qué propiedades tiene?

  • Alivio del dolor en articulaciones (hombros, rodillas, manos y codos…).
  • Coadyuvantes para el tratamiento del reuma.
  • Remedio contra las molestias de chichones y golpes.
  • Desinflamatorio para esguinces.
  • Crema para eliminar el dolor crónico muscular y óseo.

Gracias a que sus efectos son inmediatos cuando se aplica sobre la zona dolorida la crema de árnica reactiva la circulación de los vasos sanguíneos, reduciendo la inflamación y beneficiando en la recuperación de los tejidos y tendones.

Asimismo, funciona como ayuda en la recuperación del daño producido por golpes y contusiones. Sus propiedades son antiinflamatorias, aumentando la eficacia de los analgésicos tradicionales.

La composición de las cremas con árnica está basada en la planta herbácea con nombre “Arnica montana”, especie originaria de Europa Central y meridional. Debido a que posee un crecimiento perenne, vive durante todo el año en sus lugares de origen, también es posible encontrar este tipo de planta en altitudes elevadas como las que hay en los Pirineos de España o en los Alpes franceses.

La estructura de esta hierba (crece entre 20 y 50 centímetros) la hace ideal para fabricar cremas y ungüentos caseros. Sin embargo, los mejores resultados se encuentran en las cremas de árnica y harpatofito ya que, la mezcla de ambas plantas aumenta su eficacia como remedio para aliviar las molestias producidas por magulladuras y contusiones.

Las mejores cremas con Arnica

En la actualidad existen varias cremas con árnica montana y las mejores son:

  • Arnica montana Forte.
  • Crema Arnica y Harpagofito Natysal.
  • Knop.
  • Pura 100.
  • Santiveri.
  • Prezzo.
  • Martidem Arnika gel.

Aunque hay algunas diferencias en la composición de estas cremas, (ver componentes y porcentajes en el prospecto de cada una de ellas), todas contienen aceites esenciales, heterósidos, flavónicos y el alcaloide arnicina.

También es importante el aporte en carotenos y mucílagos junto con magnesia, destacando el componente principal llamado helenalina, que es un sesquiterpeno con beneficios para el tejido muscular.

Cómo usar la crema con arnica

  1. Lavar con abundante agua la zona magullada o donde tiene la contusión.
  2. Secar con una gasa o paño limpio.
  3. Aplicar una generosa cantidad sobre el área afectada, siempre teniendo cuidado de que no existan heridas abiertas.
  4. Extender durante varios segundos sin presionar para evitar el dolor.
  5. Dejar que la crema sea absorbida.

Después de unos minutos debes notar cómo el dolor desaparece. Repite su aplicación de 2 a 3 veces al día, en poco tiempo mejorará la disolución de la inflamación.

Nunca la uses en heridas abiertas ya que el componente llamado helenalina es venenoso, así que su uso debes ser sobre la piel, lavándote las manos inmediatamente después de usar la crema con arnica, también si en su lugar has usado geles o aceites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *